La Libertad más frágil

Libertad de expresión, libertad de Prensa, libertad de imprenta y, desde 1948, derecho a la información son términos que expresan una de las aspiraciones más vitales del ser humano. La libertad de hablar, escribir y difundir por cualquier medio es un valor básico sin el cual no es posible organizar una sociedad justa, y exige el respeto correspondiente de todos los ciudadanos, desde el primero al último, a tal tesoro individual y social.

- Justino Sinova -

BLOG: ¿Cómo está la libertad de expresión en España?

Bien, pero mejorable. Es la conclusión a la que llega el informe realizado por el Observatorio de la Libertad de Expresión, primero que se efectúa en España con voluntad de analizar todos los aspectos de este valor básico para la existencia y la salud de la sociedad libre, desde su ejercicio por los medios de comunicación hasta su control por las instancias políticas. Es el primer informe global que completa el Observatorio, nacido hace año y medio en el seno de la Fundación Ciudadanía y Valores, y que será continuado año a año.cv-libertad-expresion-portad copia 2

La calificación que merece a los expertos que han redactado el informe es 7,2 sobre 10, un notable bajo, que resulta de la puntuación asignada a diez cuestiones que abarcan todos los aspectos de la regulación y la práctica de la libertad de expresión. Es una nota que sitúa a España en el grupo de cabeza del ranking mundial, el de las democracias liberales, pero que revela la existencia de un trayecto de mejora muy apreciable. Hay aspectos en los que la calificación supera el 9, un sobresaliente alto, pero otros en los que no logra pasar de un 6, un aprobado raspado.

Nada mejor para entender esta calificación que conocer los puntos dados por los autores a los diez asuntos evaluados. Esta es, resumida, la tabla del informe, con las preguntas y la valoración media a cada una:

1. ¿Está regulado adecuadamente en la Constitución el ejercicio de la libertad de expresión?                                                                                              9,2 

2. ¿Los límites establecidos en las leyes están basados en la protección de

los derechos fundamentales de la persona y se llevan a la práctica de

modo satisfactorio?                                                                                      7,3

 

3. ¿Hay límites a la libertad de expresión que se sustentan en razones políticas de oportunidad?                                                                                          5,6

 

4. ¿La jurisprudencia del Tribunal Constitucional y del Tribunal Supremo

contribuye a fortalecer el derecho a la libertad de expresión?                    7,8

 

5. ¿Es completamente libre la creación de medios de comunicación o está

sometida a algunas restricciones?                                                               5,9

 

6. ¿Respeta plenamente el poder político la libre actuación de periodistas

y medios?                                                                                                     6,8

 

7. ¿Reciben los medios de comunicación ayudas públicas, establecidas con

criterios objetivos y sometidas a información transparente?                       5,3

 

8. ¿Está convenientemente protegido el trabajo de los periodistas?           7,4

 

9. ¿Es libre el acceso y el uso de Internet, incluida la creación de páginas

web?                                                                                                             9,9

 

10. ¿Está protegida por la ley y en la práctica la propiedad intelectual en

internet, con seguridad jurídica?                                                                  6,9

 

La valoración media global que resulta es el 7,2 citado. La explicación de cada punto se encuentra en el informe, junto con los análisis de los autores. Es posible descargar el informe desde la web de la Fundación. Ha sido elaborado por periodistas y profesores de Universidad –en algunos casos coinciden las dos profesiones-, que cito por orden alfabético: Leopoldo Abad, Elviro Aranda, José Ignacio Bel, Loreto Corredoira, Javier Fernández del Moral, Rodrigo Gutiérrez y el que suscribe. Cualquier observación, sugerencia o crítica que contribuya a mejorar este trabajo y la realización de los posteriores será siempre bienvenida. Gracias anticipadas por su atención.